Seremi de Medio Ambiente da a conocer en Quintero instrumento de Concientización y Preparación para Emergencias Ambientales

El Ministerio de Medio Ambiente está llevando a cabo el Proyecto “implementación del proceso APELL (Concientización de la Comunidad y Preparación integrada para Responder a Emergencias a Nivel Local) en las Comunas de Quintero y Puchuncaví”

El objetivo del Proyecto es plantear, considerando el Sistema Nacional de Protección Civil actual, la implementación de un sistema de administración del riesgo ambiental, concientización y preparación para emergencias comunitarias  para el parque industrial emplazado en el territorio de  las comunas de Quintero y Puchuncaví, con el objeto de identificar y  crear conciencia de los riesgos en una comunidad industrializada, así como plantear medidas de reducción de riesgos y preparar y coordinar a la comunidad, la industria y las autoridades locales.

El alcalde de Quintero Mauricio Carrasco reconoció que en la bahía de Quintero no hay una claridad respecto a los protocolos y  canales de información hacia la población ante una situación de emergencia,  por lo que consideró que este tipo de iniciativas transparentan  los riesgos  y valoró el trabajo que en este sentido el gobierno está realizando en la zona.

Por su parte, el director regional de la ONEMI  explicó  que “hoy, se trabaja en gestión de riesgo  y es lo que estamos haciendo  porque este es un trabajo que es con la comunidad con los colegios jardines infantiles y organizaciones sociales, este es un trabajo que vas más allá de una coordinación en  aérea específica, para esto debe involucrar transversalmente a los servicios públicos”, indicó.

Tania Bertoglio, Seremi de Medio Ambiente, aclaró  que  “este es un trabajo largo, la consultora lo que va hacer es levantar un diagnóstico de todo aquellos protocolos de emergencia que existen para ver cómo se puede implementar en el futuro, esto es el comienzo de llevar a cabo un instrumento que ya está aprobado”, señaló.

El Proceso APELL es una herramienta sustentada en la implementación a nivel local de un Programa de las Naciones Unidas, que consiste en la preparación de la población para minimizar las pérdidas humanas y materiales ante la posibilidad de un evento o accidentes que se puedan originar a partir del funcionamiento de industrias de alta complejidad.