De forma exitosa y sin hechos que lamentar concluyó la Fiesta Costumbrista de Quintero 2014.

Durante los cuatro días de fiesta se registró un promedio de 12 mil personas diarias, lo que dejó muy satisfechos a los organizadores. Además, un gran contingente policial resguardó las jornadas de estas fiestas patrias, manteniendo el orden y la seguridad para turistas y vecinos que llegaron en gran número al estadio municipal “Raúl Vargas Verdejo”.

El alcalde de la comuna, Mauricio Carrasco Pardo, señaló su satisfacción por el evento y agradeció a ambas policías por el dispositivo de seguridad que montaron en el recinto deportivo. “Esto, nos deja muy satisfechos, porque hace dos años que en Quintero no pasa nada negativo en nuestras fiestas patrias y ésto habla muy bien de la seguridad con que contamos para que las familias que nos visiten y nuestros vecinos disfruten de estos días en total tranquilidad”, señaló el jefe comunal.

“Acá vimos familias completas, gente de la tercera edad, niños y sus padres disfrutando de tardes enteras en el césped del estadio, elevando volantines, jugando al trompo, a la cuerda, y muchos juegos tradicionales. Fue sin dudas una gran fiesta, donde la familia disfrutó en completa tranquilidad”, agregó el alcalde.

Otro aspecto importante fue la calidad de los números musicales que estuvieron presentes durante todo el día, entreteniendo al público asistente, destacándose la Gran Sonora, la Sonora Barón, la Sonora Malecón y la Sonora Palacios Junior. Y por supuesto todas las agrupaciones folclóricas locales que mantuvieron el espíritu patrio durante toda la fiesta.


Otro elemento que fue reconocido por el público y que manifestaron a través de las redes sociales fue la variedad de juegos mecánicos e inflables donde cientos de niños disfrutaron todos los días  junto a sus padres.

La organización prevé que dado el éxito en estos dos años , la fiesta quinterana se masifique transformándose en la más grande del litoral norte , superando ampliamente los 50 mil asistentes, por lo que  ya inició los estudios  para adaptar el recinto a las futuras necesidades.