Quintero busca formar el Corazón más grande de Chile hecho con personas.

Desde que asumió el alcalde Mauricio Carrasco, el municipio  está empeñado en quitarle a Quintero el estigma de balneario popular e inseguro, imagen que viene arrastrando desde hace más de una década. Para conseguir esto, a la estrategia de cambiar las luminarias a tecnología led y a la instalación de cámaras de televigilancia que contribuye a  aumentar la sensación de seguridad, hoy se suma el esfuerzo comunal  por posicionarse como “El Balneario del Amor”.

En esta línea y en el marco  del “Día de San Valentín”, este 14 de febrero el municipio,  a través de sus departamentos de Relaciones Públicas, Cultura y Turismo han llamado a la comunidad y visitantes a celebrar este día formando un gran corazón con personas, el que será fotografiado desde el aire, en uno de los lugares más emblemáticos y románticos de la península, la Puntilla de Sanfuentes.

La idea es juntar a las familias, parejas y amigos en esta gran actividad en la cual se homenajeará a un matrimonio quinterano que cumple sus bodas de oro, además el trio  Natalino  le podrá el toque romántico y musical a la jornada. Se espera que -de mediar buen tiempo-  la actividad sea coronada con la puesta de sol y el llamado a los asistentes a sellar el ocaso  con un gran beso en cualquiera de sus manifestaciones.

Esta actividad viene a marcar el inicio de la tradicional “Semana Quinterana” que se extenderá hasta el 22 de febrero.

Puntilla de Sanfuentes un icono romántico

El lugar escogido para esta actividad es un símbolo del amor plasmado en las leyendas del balneario y ha sido transmitida de generación en generación. Se cuenta que existió una familia de apellido Sanfuentes y que uno de los miembros se enamoró perdidamente de una hermosa muchacha.

Haciendo bellos planes a futuro empezó a construir, para su amada, un castillo, el cual era la representación de su inmenso amor hacia la joven. Según se cuenta, su amada murió en trágicas circunstancias y él al no poder olvidarla, se quitó la vida para estar junto a ella en la eternidad. El hermoso castillo quedó inconcluso como mudo testigo de aquel inmenso amor.