Municipio continuará con plan de reparación de baches

“Además no permitiremos más que empresas realicen trabajos, destruyan y luego no reparen”. Señaló el edil.

En el último tiempo  los vecinos de Quintero  han podido ser testigos de los trabajos que el municipio, a través de una empresa externa, ha estado llevando a cabo en diversos puntos de la comuna, especialmente en aquellas calles y avenidas que presentaban un mayor deterioro, con baches que dificultaban el tránsito.

Esta realidad  ha sido una constante preocupación del alcalde Mauricio Carrasco quien en su afán por recuperar las calles del balneario decretó en el mes de julio la ejecución de un programa de reparación de baches, fiscalizando personalmente las obras, cuya primera etapa está llegando a su fin con el mejoramiento de históricos eventos viales.

“Hemos estado dando solución a un problema que durante años nadie quiso hacerse cargo, ahora estamos asumiendo este desafío porque sabemos que esto es importante para la comunidad; no sólo porque que queremos que Quintero se vea mejor, sino también por el riesgo que corren nuestros vecinos al transitar por esto lugares. Además no permitiremos más que empresas realicen trabajos, destruyan y luego no reparen”. Señaló el edil.

Sin embargo, la necesidad de seguir mejorando las vías públicas de la comuna para evitar accidentes y resguardar la seguridad ciudadana tanto de transeúntes como de automovilistas, ha llevado al municipio a considerar una segunda etapa de mejoramiento que se encuentra en proceso de licitación.

Baches como los ubicados en calles Vicuña Mackenna con Alonso de Quintero, Vicuña Mackenna con San Martin, Luis Cousiño con Danery, San Martin con Luis Cousiño, Luis Cousiño entre  Alonso de Quintero y Pasaje Rodolfo March, además de un evento identificado en la  Ruta F-210, son algunos de los puntos que serían reparados en esta nueva etapa antes de fin de año.

A pesar de los esfuerzos por conseguir mejorar estos lugares, quedan muchos otros sitios especialmente en el sector de Loncura que requieren un proyecto de mayor inversión, lo que pone a prueba la paciencia de muchos vecinos. La municipalidad por su parte, consciente de esto se encuentra  estudiando las posibles soluciones para satisfacer las demandas de la comunidad.