Municipio regulariza deuda por casa de la PDI

Más de seis  millones de pesos era lo que la Municipalidad de Quintero  debía  a  Marta Ruscalah   Jamis dueña del inmueble que actualmente ocupa la Policía de Investigaciones.  La cantidad adeudada  por el municipio corresponde  a casi 16 meses de arriendo de la propiedad, pagos que no se habían efectuado  desde el 2011, poniendo  en peligro la permanencia de la PDI en Quintero.

Esta situación fue una preocupación constante del alcalde Mauricio Carrasco quien ordenó en el mes de marzo dejar al día la deuda.  Luego de los ajustes que ha tenido que hacer el municipio para superar la situación económica en la que se encuentra,  la municipalidad procedió a pagar el compromiso alejando  la  posibilidad de que la PDI salga de la comuna.

Al respecto el comisario Alan Griffith, jefe de la Bicrim Quintero declinó referirse a la situación señalando que estos temas  están fuera de su competencia.  Sin embargo la posibilidad existió según lo declaró el propio alcalde: “debido a nuestra preocupación para que la PDI se mantuviera en Quintero, sí nos pusimos al día con los más de  6 millones que (el municipio) debía de arriendo”, señaló el edil.

El acuerdo  al que ambas instituciones habrían llegado el año 2010  contemplaba la instalación de la Policía de Investigaciones en nuestra comuna, toda vez que el municipio se comprometía a cancelar en conjunto con la Municipalidad de Puchuncaví  los gastos por concepto de servicios básicos y arriendo, los cuales hoy se encuentran zanjados.